Mujeres indígenas llevan cuatro días esperando por una reunión con el presidente de Ecuador (Mongabay LatAm)

QUITO, ECUADOR – Es el cuarto día que cerca de 100 mujeres indígenas de la Amazonía ecuatoriana protestan en las afueras del Palacio de Carondelet, residencia oficial del presidente del Ecuador. Llegaron el lunes a la ciudad de Quito para exigir una reunión con el mandatario Lenin Moreno y entregarle personalmente un documento que recoge todas sus exigencias políticas.

El Mandato de las Mujeres Amazónicas Defensoras de la Selva de las Bases frente al Extractivismo, que incluye 22 puntos, busca principalmente exigirle al Gobierno que ponga fin a todas las actividades petroleras y mineras en la Amazonía ecuatoriana.

“Exigimos la anulación de los contratos y/o convenios y concesiones otorgadas por el Gobierno ecuatoriano a las empresas petroleras y mineras en el centro sur de la Amazonía, y exigimos que los territorios y pueblos indígenas sean declarados libres de actividades extractivas como petróleo, minería, hidroeléctricas y maderero”, señala el punto 2 del documento.

Zoila Castillo, vicepresidenta de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE), una de las organizaciones indígenas más grandes de Ecuador, dijo que “las mujeres ahora hablan sobre el petróleo, pero lo siguen explotando más y más. Está totalmente contaminado (su territorio), hay enfermedades, hay prostitución, abuso de drogas y alcohol, y todo esto por falta de trabajo. No hay trabajo”.

Las mujeres indígenas que viven en áreas donde se desarrollan actividades extractivas forman parte del sector más vulnerable de la población, señalan varios estudios. Las barreras económicas a las que se enfrentan son más desafiantes en comparación con las de los hombres, tomando en cuenta que sus estilos de vida tradicionales en la selva son destruidos por la contaminación o por los desplazamientos forzosos, y que tienen más dificultades que los hombres cuando se trata de buscar trabajo en las ciudades. Esto aumenta los casos de prostitución como una manera para ganar dinero, así como el abuso de drogas y alcohol, como se puede leer en uno de los últimos estudios de Oxfam publicado en marzo de 2017.

Por esta y muchas otras razones, las mujeres protestaron por más de seis horas en la puerta del palacio presidencial el lunes, vestidas con su ropa tradicional, con pancartas que ilustraban su oposición al extractivismo y a la espera de ser recibidas por el presidente. Hicieron lo mismo el martes y el miércoles, pero no consiguieron la respuesta que deseaban: reunirse con Lenin Moreno.

De acuerdo a funcionarios de palacio, el presidente está regresando de un viaje de trabajo en Chile.

A las mujeres se les ofreció una reunión con el viceministro de la Secretaría Nacional de Gestión de la Política, sin embargo se negaron, dijeron que solo hablarían con el presidente para garantizar que su voz sea escuchada.

La líder Waorani, Alicia Cawiwa, le dijo a Mongabay Latam que las mujeres indígenas llevan mucho tiempo teniendo reuniones con la Secretaría Nacional de Gestión de la Política, un brazo de la presidencia que sirve como mediador entre los ciudadanos y las actividades del gobierno, pero que este organismo gubernamental siempre hace “falsas promesas” y divide a las comunidades, por lo que no pueden confiar más en ella.

CONTINUE READING

(Foto es de la marcha de mujeres en Puyo para el Dia International de Mujeres 8 de Marso, 2018)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s